Como Vender Su Casa Sin Mudar

  • by

A estas alturas, todos hemos escuchado lo bueno que esta el mercado inmobiliario para los vendedores, y a muchos vendedores les encantaría aprovechar este mercado, pero les preocupa que no tienen adónde ir después de que vendan. 

Sin embargo, hay opciones que le permitirían vender mientras permanece en su hogar actual.

1. Una venta con arrendamiento posterior

Si está pensando en vender porque quiere aprovechar el mercado de vendedores pero no sabe adónde iría después de la venta, podría vender su casa y volver a arrendarla por un período de tiempo predeterminado. Por lo general, un contrato de arrendamiento de 12 meses con la opción de renovar.

Esta opción le brinda la flexibilidad de cobrar el capital de su vivienda sin tener que salir corriendo de su vivienda actual. Esta opción es excelente para las personas que desean consolidar facturas como préstamos estudiantiles, ayudar a sus hijos a comprar sus propias casas o quieren tener su dinero en efectivo en la mano y no en sus casas.

El propietario normalmente recibirá entre el 75 y el 85 % del valor de la vivienda con esta opción.

2. Vender para comprar

Quizás esté listo para vender y sepa exactamente a dónde quiere mudarse, pero debido a que tiene una hipoteca actual y no tiene un pago inicial grande, se vuelve difícil comprar en este mercado tan competitivo.

Bienvenido a la solución de venta para comprar. Con la solución de venta para comprar, vendería su casa actual por un porcentaje del valor, normalmente alrededor del 85%.

Luego pagaría su hipoteca actual, recibiría el capital restante y ahora se convertiría en un comprador fuerte, con efectivo en mano y sin una hipoteca que lo detenga.

Esto le da la posibilidad de tomarse su tiempo y encontrar su próximo hogar perfecto sin tener que mudarse de su hogar actual. Entrarías en un contrato de arrendamiento de 12 meses con la opción de irte tan pronto como encuentres tu nuevo hogar.

3. Arrendamiento a perpetuidad

Si sabe que nunca quiere dejar su hogar pero le encantaría tener el capital de la propiedad, esta es la opción para usted.

Un contrato de arrendamiento a perpetuidad le permitiría vender la casa y volver a arrendarla cada 24 meses para siempre. Técnicamente, se convertiría en inquilino de su propia casa. Con esta opción, recibiría entre el 85 % y el 90 % del valor de la vivienda y nunca tendría que mudarse.

Lo bueno de esto es que ahora tendría las ganancias para vivir una vida cómoda durante sus años dorados y no tendría que preocuparse por mantener la casa como lo haría un propietario, ya que ahora usted es el inquilino.

Estas tres opciones le permiten aprovechar este mercado de vendedores sin precedentes sin tener que preocuparse por dónde va a vivir tan pronto como cierre. Nosotros en el equipo DV Real Estate le podemos ayudarlo a pasar a la siguiente etapa de su vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.